Honda: “En uso urbano, el control de estabilidad no es necesario”

Honda Motor de Argentina presentó este mediodía en la Costanera Norte de la ciudad de Buenos Aires el nuevo WR-V. Se trata de un crossover basado en el Fit, que se posiciona como el modelo más alcanzable de la marca nipona en nuestro mercado (ver equipamiento y costos).

La presentación técnica corrió por cuenta de José Luis Fiasche, supervisor de Posventa, quien especificó las modificaciones que se efectuaron en el chasis, la carrocería y la suspensión para conseguir este Fit en plan de autoahorro con estética aventurera.

Autoblog entrevistó a Fiasche para procurar a localizar contestación a una pregunta inevitable: ¿por qué razón el WR-V no tiene control de estabilidad (ESP)? El diálogo completo se reproduce ahora.

-¿Por qué razón el Fit tiene control de estabilidad (ESP) de serie y el WR-V no pertrecha este dispositivo de seguridad en ninguna de sus versiones?
-Es una pregunta lógica, por el hecho de que una de las primeras cosas que va a hacer el usuario es equipararlo con el Fit. La contestación es que el sistema VSA, que es como Honda llama al ESP, no estuvo contemplado en el proyecto de desarrollo del WR-V. En la marca consideraron, quizá, que no fue preciso a causa de las medidas que tiene el auto en plan de autoahorro.

-¿Posiblemente equipe el ESP en el futuro?
-No tengo esa información. Posiblemente lo equipe en el futuro, mas el día de hoy no tengo la información para contestar esa pregunta.

-En la experiencia de Honda en la Argentina, el ESP o bien VSA, ¿es un dispositivo de seguridad que el cliente del servicio demanda?
-Creo que falta información para el usuario sobre cuáles son las condiciones donde verdaderamente es preciso el VSA. Creo que hay mucha información popular circulando, mas no hay información técnica libre a fin de que el público verdaderamente se informe.

-Bajo su punto de vista, ¿exactamente en qué condiciones el control de estabilidad es preciso?
-Si tenés un vehículo con un empleo muy intensivo y manejo en situaciones de mucho peligro, creo que ahí es donde las posibilidades del control de estabilidad se verían justificadas. En empleo urbano, no obstante, el control de estabilidad no es preciso.

-El WR-V se pudo lanzar sin ESP en la Argentina debido a que el Gobierno prorrogó la obligatoriedad de este dispositivo hasta dos mil veinte. ¿La idea de Honda es proseguir lanzando modelos sin ESP en el futuro?
-No, especialmente cuando hay una reglamentación pendiente. La marca siempre y en todo momento cumplirá con todas y cada una de las normativas del mercado.

-¿A qué género de público apunta Honda con el WR-V?
-A un conjunto familiar chaval, como parejas jóvenes con escasos hijos, y que precisen un vehículo para empleo urbano y desplazamientos por distancias cortas.

-El WR-V es meridianamente más económico que el Fit. ¿Dónde se consiguió esa diferencia de costos? ¿Cuánto se ahorró al eludir pertrecharlo con ESP?
-No, la diferencia de costo está en otro lado. Únicamente el VSA no consigue esa diferencia de coste. No sabría concretar, pues soy del área técnica, de qué forma se consiguió ese costo más competitivo.

Entrevista de C.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *