Anses: ¿Qué Trámites Puedo Hacer y Cuáles No?

¿Es posible iniciar el trámite para jubilarse?, sí, pero solo si está en el plan general de jubilación; no, por ejemplo, si el interesado es un profesor y, por tanto, está integrado en un sistema especial.

Manejar el retiro por discapacidad, no. Solicitar una Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), sí.

Cinco meses después del inicio de la fase de aislamiento social obligatorio para prevenir infecciones por Covid-19, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) ha hecho posible una serie de procedimientos que se pueden realizar de forma virtual.

La lista se ha ampliado gradualmente de acuerdo con las disposiciones de varias resoluciones y aún no ha alcanzado todos los pasos. Al mismo tiempo, abren sus puertas las Unidades de Atención Integral (UDAI), que solo ofrecen turnos diarios limitados para el cuidado personal.

Antes de que se activara la solicitud a distancia de nuevas jubilaciones, existía una sentencia judicial que ordenaba la tramitación de una solicitud de alta de una prestación.

Fue el caso de Mirta Esther González, subsidiaria que originalmente recibió una cita para una UDAI el 20 de marzo, y que tuvo varias reprogramaciones de deuda a principios de junio sin poder iniciar el proceso de retiro.

En la actualidad, el sistema contributivo de jubilaciones y pensiones se puede iniciar a través del sistema de atención virtual, o también se puede solicitar una línea personal de gestión (incluso en la ciudad de Buenos Aires y en la periferia, zona donde la oficina reabrirá más tarde en el Interior).

“Los trámites prácticos van avanzando poco a poco. Si bien fue una herramienta útil en tiempos de aislamiento, su implementación se retrasó y esto luego implicó cálculos retrospectivos”, dice Ana María Weisz, asesora de seguridad social.

Hace unos años se comprobó que cuando alguien solicita su jubilación, el beneficio a recibir se calcula desde el momento en que se le concede un turno.

Luego, cuando la persona recibe su primer crédito mensual, se agrega el crédito retroactivo por el tiempo transcurrido desde que comenzó la administración.

«El reembolso se hará al valor nominal histórico, no se aplicará movilidad en el período, ni habrá tasa de interés por morosidad», dijo Federico Percovich, presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Asociación de Abogados de Buenos Aires.

Esto significa que cuanto más tiempo se tarda en registrar un beneficio, más se ven afectados los ingresos. «Pérdida para el socio, ganancia para el Estado», dice Weisz.

¿Cómo es la atención virtual? En la práctica, “es un ‘diálogo’ entre un operador de la Anses y el usuario que puede durar horas, días o semanas, ya que existen muchas diferencias en los tiempos de respuesta [vía email] entre unos casos y otros”, dice Percovich.

Al menos hasta ahora, no existen trámites virtuales para solicitar la jubilación de regímenes especiales (como docentes, científicos o trabajadores de la construcción), ni para la jubilación por invalidez, que son los beneficios que reciben quienes se encuentran en el sistema formal y según una resolución médica, adquieren una discapacidad que les impide seguir trabajando.

“No solo no hay atención virtual para estos retiros, sino que tampoco hay forma de solicitar cita para manejo personal [hay arreglos especiales con demoras por las restricciones impuestas]. Las comisiones médicas no están presentes y estos son los casos más complicados.

No se puede solicitar un cambio hoy, y los asignados antes del 20 de marzo siguen pendientes», dice la abogada de pensiones Edith Martínez.

Según abogados, algunas solicitudes han sido resueltas en las últimas semanas, ya sean las iniciadas previamente o las realizadas a distancia.

Los trámites virtuales recientemente incorporados incluyen el trámite en relación con la solicitud a ANSES para el ajuste de activos previsionales.

En la práctica, es una formalidad: según el abogado Adrián Tróccoli, este es el trámite administrativo previo y necesario para iniciar una demanda.

“Desde el inicio de la cuarentena hasta el jueves pasado [cuando se activó la opción virtual para este paso] no hubo oportunidad de emprender acciones legales – reitera – en un contexto donde los incrementos por decreto se endurecieron tras la suspensión de la fórmula de movilidad exacerbaron para muchos la pérdida de poder adquisitivo en los últimos años».

Según datos publicados por la Anses, en la modalidad virtual se solicitaron 51.638 jubilaciones hasta el pasado martes.

En cuanto a otras prestaciones, se presentaron 108.191 solicitudes de subsidio de embarazo y 36.644 solicitudes de recepción de subsidio prenatal del sistema de subsidio familiar. En total, ha habido más de 1,6 millones de solicitudes y procedimientos.

Los otros trámites que se pueden realizar por medios virtuales son: aplicaciones PUAM (debe tener 65 años); reclamo de haberes impagos pensionados; solicitudes de rehabilitación de la recuperación de jubilaciones o pensiones; gestión del sistema de asignaciones familiares; reclamos de prestaciones por desempleo del sistema de seguridad social y cambios en las prestaciones de seguridad social para jubilados.

El sistema de atención virtual opera de 00 a 20 y hay un cupo de 60.000 trámites diarios.

Se precisa disponer de la clave de Seguridad Social, obtenible en la misma página de la Anses tras responder apropiadamente a determinadas preguntas relacionadas a información previsional o laboral, o a vínculos interpersonales.