La «Inversión Ángel» Y su Éxito

Atención emprendedores: ¿Qué es un «inversor ángel» y cómo puede contribuir a ganar en tu negocio? Son mencionados bastante comúnmente por fundadores de organizaciones, sin embargo hay bastantes personas que siguen sin saber exactamente cuál es su papel

En el planeta de los negocios, un inversor ángel es la primera persona que no pertenece al equipo fundador y considera en la promesa de un comercio. Invierten en la primera fase de un plan a cambio de tener una colaboración de capital a futuro y frecuentemente poseen el papel de mentor, ofrendando sus conocimientos.

Su aporte se lo frecuenta tener en cuenta en las «inversiones informales» de una compañía y van entre los u$s25.000 y los u$s100.000 dólares, aun cuando en ocasiones estas cifras tienen la posibilidad de ser más grandes.

Los inversores ángeles poseen un papel muy unido a la organización a partir de sus inicios y llevan un seguimiento de su evolución, mano a mano con los emprendedores.

Acostumbran adoptar el papel de guía, compartiendo vivencia y contactos, y en la situación de ser una persona popular en el marco de los negocios, ayudan a mejorar la imagen de la organización.

Mientras avanza la era, la compañía ganará más credibilidad lo cual paralelamente le dejará atraer nuevos inversores.

Qué mira un inversor ángel

Teniendo presente que esta figura va a estar secundando una promesa a futuro, el inversor ángel va a tener presente 2 puntos primordiales:

Datos acerca de los fundadores: En el momento de evaluar dónde invertir, el inversor ángel requerirá conocer cuáles son los precedentes de los emprendedores, cuán desarrollado está el plan y cuál es los equipamientos que lo lleva adelante. Si esta alguien con vivencia en negocios, tiene a su alcance otros proyectos donde invertir por lo cual tiene que estar convencido que esta es su posibilidad.

La función de administración: hay buenas ideas en todos lados, el problema es saber cómo se ejecutan. Es por ello que un inversor ángel busca personas talentosas y ambiciosas que tengan una mirada estratégica del proyecto de negocios. Sin dichos recursos, su capital y tiempo no va a ser más que un acto de caridad.

Sobre el perfil del inversor ángel argentino

Según un análisis llevado a cabo por ARCAP, AWS y el Observatorio Latinoamericano de Financiamiento para Emprendedores (Universidad Austral) sobre el perfil del inversor ángel argentino:

El inversor ángel argentino tiene un promedio de 50 años, se desempeñó como ejecutivo de una organización (69%), fundó una PyME o ha sido socio de la misma (61%) o ha sido CEO o fundador de una startup (56%).

Aproximadamente, destina entre el 10-20% de sus inversiones financieras a la inversión ángel. El 86% de los inversores ángel poseen vivencia previa de inversión en los mercados financieros (como actividades, bonos y otros).

En el lapso 2017-2019 los ángeles concretaron aproximadamente. 1 inversión anual. El costo anual promedio está en el rango u$s20.000 y u$s30.000 en 2017 y 2019; y entre u$s10.000 y u$s20.000 en 2018.

Las startups invertidas en este lapso se concentraron en su mayoría en los sectores de programa y servicios (42%) y agricultura (36%). Las herramientas más usados fueron la suscripción de ocupaciones habituales (57%) y deuda convertible (56%).

El 57% de los ángeles de la muestra lograron por lo menos un retorno positivo de sus inversiones, con un rendimiento promedio de 1-3x. Empero, el 43% reporta que únicamente obtuvo retornos negativos. El primordial fundamento de fracaso de las inversiones ángeles son los inconvenientes en los accesorios fundador (67%), después le siguen falta de una necesidad en el mercado del producto o servicio ofrecido (33%) y falta de caja (31%), según sugiere un artículo del lugar Endeavor.