Una escuela para aprender oficios

Mientras que un grupo cosía una camisa; otro, flameaba frutas para colocar en unas capelinas hechas por sus propias manos. En tanto, jóvenes ensayaban cortes, peinados y maquillaje con múltiples compañeras. Y, otros ofrecían panificados.

Por su lado, los estudiantes de inglés turístico mostraban sus producciones y los pupilos de artes aplicadas exponían sus obras.

Más allá, los participantes de los talleres de electricidad y de gas y también instalaciones sanitarias enseñaban sus conocimientos con diferentes herramientas.

De súbito, la plaza departamental de Godoy Cruz se convirtió en un enorme escenario, donde se lucieron los estudiantes -y enseñantes- del CCT 6-nueve Niñas de Ayohuma, dirigido por Nancy Lucero. Allá, se presentaron los diferentes oficios que se ofrecen con salida laboral, merced al aval de la Dirección General de Escuelas.

La movida cosechó la atención de los transeúntes, que se acercaban a los gazebos para pedir información.

Diez especialidades

Juan Zabala tiene cuarenta y ocho años y trabaja en gas y plomería desde los quince, pero no puede firmar porque no tiene matrícula. Por eso, cuando se enteró de la especialidad no dudó en anotarse. Y ahora está “entusiasmado” -como mismo precisó- porque con la certificación del CCT va a poder realizar el trámite para inscribirse.

Con exactamente las mismas ganas, Nahuel (diecinueve) y Lucas (veinte) se sumaron a las clases al concluir la secundaria “por cuestiones laborales”.

Las pupilas Alicia Carrizo, Sandra Godoy, Milagros Díaz y Susana Agüero están a punto de recibirse del curso de un par de años de Gastronomía. “Yo hacía cosas en mi casa para vender, pero este curso me ha dado más seguridad”, confesó Alicia (cuarenta y siete) que cuenta con más variedad de productos para ofrecer.

Iris Troncoso y Cecilia Mussi son enseñantes retiradas que comparten el curso de inglés turístico. Junto a ellas, Elisabeth Dinatale y Marcia Fontemachi aprovecharon la oportunidad de aprender el idioma con la meta de aprovecharlo en un viaje. Por su lado, Natalia Arenas, que es maestra de portugués, consideró que es “bueno tener otro idioma por el hecho de que el turismo es fuerte en Mendoza”. Desde su opinión, este curso también abre puertas y sirve para los que desean trabajar en las bodegas o hacen tecnicaturas en Turismo.

“Otros lo aplican a su trabajo”, precisó Marcia en alusión a sus compañeros que son mozos.

Conforme indicó Cecilia, los adultos suelen tener miedo a equivocarse. “Eso nos inhibe, mas en este curso se da el clima para participar: es muy armónico”, especificó.

Además de inglés turístico (maestra María Cecilia Alfonso), Gastronomía (Belén Interlandi) y Gas e instalaciones sanitarias (Sonia Pirrea), se pueden cursar Artes Aplicadas(Elena Rauek), Mozas y mozos (Nancy Güizzo), Electricidad (Juan Antonio Carrancá), Labores a Mano (Elena González), Modas (Graciela Gil y Silvia Correa), Informática (Mariano Cámarda), curso de peluqueria y cosmetología (Marcelo Rodríguez).

Capacitación integral

La capacitación se completa con los Núcleos de Capacitación General (prof. María Laura Minnozzi) y Educación Física (Rubén Albornoz).

Los núcleos incluyen Lengua, Matemática, Cultura y Administración. También, se respeta el proyecto de Emprendedurismo en conjunto con la iniciativa provincial “Desafía tus ideas”. En este sentido, son 6 los proyectos del CCT: Practibebé (el diseño de un bolso cambiador), Concientización de seguridad sobre instalaciones de gas, Sol especial (elaboración de pantalones y camisas en talles singulares), Entre dos (elaboración de trajes de baño en talles especiales), Dulces y conservas, Elaboración de packaging empresarial.

Las clases de Educación Física han sido concebidas de una forma particular, resaltando la relevancia de la actividad física para la salud, el cuidado del cuerpo y la ergonomía laboral. Con el objetivo de eludir las malas posturas, han incorporado pausas activas laborales como parte de la capacitación.

“Los cursos se amoldan a las necesidades de la currícula y de los alumnos”, cerró Judith, ayudar de la corporación.